¿Qué diferencia hay entre un disyuntor y una térmica?

En el ámbito de la electricidad, es común encontrarse con términos técnicos que pueden resultar confusos para aquellos que no están familiarizados con ellos. Dos de estos términos son el disyuntor y la térmica. Aunque ambos tienen la función de proteger los circuitos eléctricos, existen diferencias significativas entre ellos. En este artículo, exploraremos en detalle qué es un disyuntor y qué es una térmica, así como sus características y funciones específicas.


Disyuntor

Un disyuntor, también conocido como interruptor automático, es un dispositivo electromecánico que se utiliza para proteger los circuitos eléctricos contra sobrecargas y cortocircuitos. Su principal función es interrumpir el flujo de corriente eléctrica cuando se detecta una anomalía en el circuito, evitando así daños en los equipos y riesgos de incendio.

Características de un disyuntor

  • Capacidad de interrupción: Los disyuntores tienen una capacidad de interrupción determinada, que indica la corriente máxima que pueden cortar de manera segura. Esta capacidad se expresa en amperios y varía según el tipo de disyuntor.
  • Sensibilidad: Los disyuntores son sensibles a las sobrecargas y cortocircuitos. Cuando la corriente excede su capacidad nominal, el disyuntor se activa y corta el flujo eléctrico.
  • Rearmable: Una de las principales ventajas de los disyuntores es que son rearmables. Después de que se ha producido una interrupción, se puede restablecer manualmente el flujo eléctrico una vez que se ha solucionado el problema.

Térmica

La térmica, también conocida como interruptor termomagnético, es otro dispositivo utilizado para proteger los circuitos eléctricos contra sobrecargas y cortocircuitos. Al igual que el disyuntor, su función principal es interrumpir el flujo de corriente cuando se detecta una anomalía en el circuito.

Características de una térmica

  • Sensibilidad a la temperatura: A diferencia de los disyuntores, las térmicas son sensibles a la temperatura. Cuando la corriente eléctrica excede su capacidad nominal durante un período prolongado, la temperatura del dispositivo aumenta y activa el mecanismo de corte.
  • No rearmable: A diferencia de los disyuntores, las térmicas no son rearmables. Después de una interrupción, es necesario reemplazar la térmica por una nueva para restablecer el flujo eléctrico.
Puede interesarte ➨  ¿Qué es y para qué sirve un disyuntor?

Conclusión

En resumen, tanto el disyuntor como la térmica son dispositivos utilizados para proteger los circuitos eléctricos contra sobrecargas y cortocircuitos. Sin embargo, existen diferencias significativas entre ellos en términos de capacidad de interrupción, sensibilidad, rearmabilidad y tipos específicos. Es importante entender estas diferencias para garantizar una protección adecuada de los circuitos eléctricos y evitar riesgos de seguridad.

Artículos relacionados

Sobre el autor

Gustavo Sánchez
Gustavo Sánchez
Ingeniero eléctrico con más de 12 años de experiencia en el sector, especializado en diseño, implementación y mantenimiento de sistemas eléctricos industriales y residenciales. Mi pasión por la electricidad y la tecnología me ha llevado a explorar constantemente nuevas tendencias y soluciones innovadoras en el mundo de la energía eléctrica.
×