¿Por qué salta el disyuntor y no la térmica?

En un sistema eléctrico, tanto el disyuntor como la térmica son dispositivos de protección que se utilizan para evitar sobrecargas y cortocircuitos. Sin embargo, es común preguntarse por qué en algunas ocasiones salta el disyuntor y no la térmica. En este artículo, exploraremos las diferencias entre estos dos dispositivos y analizaremos las posibles causas de por qué puede ocurrir este fenómeno.


¿Qué es un disyuntor?

Un disyuntor es un dispositivo electromecánico que se utiliza para proteger un circuito eléctrico de sobrecargas y cortocircuitos. Su función principal es interrumpir la corriente eléctrica cuando se detecta una anomalía en el flujo de energía. Los disyuntores están diseñados para ser rearmables, lo que significa que una vez que se ha solucionado el problema, se puede restablecer el suministro de energía.

¿Qué es una térmica?

Una térmica, también conocida como interruptor automático o interruptor térmico, es otro dispositivo de protección utilizado en sistemas eléctricos. Al igual que el disyuntor, su objetivo es interrumpir el flujo de corriente en caso de sobrecargas y cortocircuitos. Sin embargo, a diferencia del disyuntor, una térmica no puede ser rearmada automáticamente y debe ser reiniciada manualmente una vez que se ha solucionado el problema.

¿Por qué salta el disyuntor y no la térmica?

Existen varias razones por las cuales puede ocurrir que el disyuntor salte y la térmica no. A continuación, se presentan algunas posibles causas:

  • Sobrecarga en el circuito: Si el disyuntor salta y la térmica no, puede ser indicativo de una sobrecarga en el circuito eléctrico. Los disyuntores suelen ser más sensibles a las sobrecargas y pueden detectarlas antes que las térmicas.
  • Cortocircuito: Un cortocircuito ocurre cuando hay un contacto directo entre los conductores eléctricos. Si el disyuntor salta y la térmica no, puede ser señal de que se ha producido un cortocircuito en el circuito.
  • Problemas en el disyuntor: En algunos casos, el disyuntor en sí puede tener algún problema o defecto que provoque su activación. Esto puede suceder si el disyuntor está desgastado, dañado o si ha sido mal instalado.
  • Problemas en la térmica: Del mismo modo, la térmica también puede presentar problemas que impidan su activación. Esto puede deberse a un mal funcionamiento interno, a un ajuste incorrecto de la sensibilidad o a un desgaste excesivo.
Puede interesarte ➨  ¿Cómo se prueban los disyuntores?

Conclusión

En resumen, tanto el disyuntor como la térmica son dispositivos de protección utilizados en sistemas eléctricos para evitar sobrecargas y cortocircuitos. Si el disyuntor salta y la térmica no, puede deberse a varias razones, como una sobrecarga en el circuito, un cortocircuito, problemas en el disyuntor o problemas en la térmica. En cualquier caso, es importante contar con un profesional capacitado para evaluar y solucionar el problema, garantizando así la seguridad y el correcto funcionamiento del sistema eléctrico.

Artículos relacionados

Sobre el autor

Gustavo Sánchez
Gustavo Sánchez
Ingeniero eléctrico con más de 12 años de experiencia en el sector, especializado en diseño, implementación y mantenimiento de sistemas eléctricos industriales y residenciales. Mi pasión por la electricidad y la tecnología me ha llevado a explorar constantemente nuevas tendencias y soluciones innovadoras en el mundo de la energía eléctrica.
×